Historia de la Hermandad Penitencial.

La imagen de Jesús Nazareno que se veneraba en la Parroquia de San Pedro es muy anterior a los deseos de fundación de una Hermandad. En 1905 se acomete la restauración de la Capilla del Sagrario donde se encontraba al culto la devota imagen del Cristo del

Cristo del Sagrario

Sagrario. Esta imagen es trasladada a la Capilla de la Victoria, también conocida como la de la Purísima (1535). Al poco tiempo de este traslado la venerada imagen comienza a recibir el nombre de Señor de Pasión. La nueva ubicación del Señor trae consigo un mayor acercamiento a los fieles siendo más fácil el rezo ante la Sagrada Imagen.

Según consta en un documento perteneciente al Archivo Histórico de la Hermandad, manuscrito en 1941, el 14 de enero de 1914 un grupo de jóvenes mantienen una reunión con el Presbítero Manuel Sáchez Santiago con el objetivo de de iniciar el proyecto de fundación de una nueva Hermandad. Esto jóvenes era Manuel Martín Quintero, José Hernández Cembrano, Genaro Hernández Cuervo y José Gallardo Hernández. Fruto del trabajo de estos, el Diario de Huelva publica en sus páginas, los días 29 y 30 de marzo de 1916 las siguientes notas de prensa:

  • “Esta noche dará principio en San Pedro el Solemne Quinario dedicado a Nuestro Padre Jesús de la Pasión, por sus devotos y clero de la parroquia. El sermón estará a cargo del presbítero D. Carlos Sánchez.”
  • “La hermosa efigie del Nazareno aparece en el centro del Altar Mayor, bajo severo dosel y rodeada de profuso alumbrado, resultando un conjuntomuy sencillo y artístico. Esta noche, segunda de los cultos, predicará el Sr Cano Rincón”

7 DE ABRIL DE 1918

Bajo el Pontificado de Su Santidad el Papa Benedicto XV se redacta el Acta Fundacional de la Hermandad. Se reúnen D. José Hernández Cembrano, D. Genaro Hernández Cuervo, D. José Gallardo Hernández, D. Manuel Martín Quintero, D. Francisco López Ugena y D. Guillermo Bravo Sánchez, presidiendo la reunión Presbítero D. Manuel Sánchez Santiago, donde recogen en Acta  dar culto y sacar en procesión a la Imagen de autor desconocido,

Primer paso procesional.

venerada en la Capilla lateral de la Parroquia de San Pedro bajo la Advocación de Nuestro Padre Jesús de la Pasión. Así mismo se fija como día de salida para la realización de la Estación de Penitencia el Martes Santo. 

También quedó fija el itinerario por donde discurriría la Cofradía, siendo este: Plaza de San Pedro, Paseo Santa Fe, calle Cánovas, Tetuán, Concepción, Joaquín Costa, Vázquez López, Monjas, General Bernal y Plaza de San Pedro. Los Nazareno deberán vestir túnica morada, cíngulo y guantes blancos, antifaz blanco y escudo formado por una cruz grande de lados iguales en cuyos ángulos se estamparán otras cuatro cruces menores (Cruz del Santo Sepulcro).  El Acta quedó firmada por el Secretario (Genaro Hernández Cuervo) y el Hermano Mayor (José Hernández Cembrano)

La priemra Junta General tiene lugar el día 21 de abril de 1918 donde se elige a la Junta de Oficiales que ha de regir la Hermandad en los primeros años, quedando conformada de la siguiente manera:

  • Hermano Mayor Nato: Arcipreste Miguel Muñoz Espinosa.
  • Director Espiritual: Presbítero Manuel Sánchez Santiago.
  • Tesorero: Presbítero Alejandro Cano Rincón.
  • Hermano Mayor Efectivo: José Hernández Cembrano.
  • Mayordomo: Guillermo Bravo Suárez.
  • Secretario: Manuel Martín Quintero.
  • Vicesecretario: Genaro Hernández Cuervo.
  • Diputado Mayor de Orden: Claudio Soria Garfia.
  • Diputado Primero de Orden: Pedro Antonio Parrales.
  • Diputado Segundo de Orden: Francisco López Ugena.
  • Conciliario Primero: Laureano Sosa.
  • Conciliario Segundo: José Gallardo Hernández.
Gastos de los primeros años.

Comienza entonces la árdua tarea de poner en funcionamiento una Hermandad con unos recursos económicos muy limitados. Como principal tarea se proponen la construcción de un Paso que porte la Imagen del Señor de Pasión. Bajo la dirección de José Hernández se comienza a realizar dichas andas, empleándose materiales del la techumbre del desaparecido Café El Nuevo Mundo y maderas de los respiraderos del antiguo paso de la Cruz de la Hermandad del Santo Entierro. Este primero paso solo durará hasta que se realiza uno nuevo en 1922.

Fue el 15 de abril de 1919 cuando la Hermandad realiza su Primera Estación de Penitencia, siendo la primera Cofradía en discurrir por las calles de la ciudad, ya que la nóminas de Hermandades la componían, la Hermandad de Nazareno, la Hermandad del Santo Entierro, la Hermandad de la Merced y la Hermandad de San Francisco.

Martes Santo 1919

El Señor procesionó sobre el paso de reciente construcción y que estaba compuesto por dos cuerpos de respiraderos alumbrado por cuatro candelabros. El Señor lució túnica morada bordada, portando una Cruz con cantoneras plateadas al hombro. Abre el cortejo una sencilla Cruz de Guía de madera, que será sustituida posteriormente por otra realizada por Miguel Llacer Martín, acompañada por dos faroles y un numeroso grupo de hermanos portando cirios. Una Centuria Romana forma parte del cortejo, la primera bandera de la Hermandad es de color blanco con las cinco cruces del Escudo Corporativo en color morado.

El 27 de diciembre de 1921 se recibe oficio del Jefe Superior de Palacio, Marqués de Torrecilla, en el que se comunica que S.M. el Rey Alfonso XIII acepta la petición de la Hermandad para que sea Hermano Mayor Honorario. Desde entonces la Hermandad incluye el título de Real.

Al año siguiente, 11 de abril de 1922, la Hermandad estrena un nuevas andas donde portar la Imagen de Nuestro Padre Jesús de la Pasión. El paso, tallado por el artista onubense D. Antonio Peguero, es de estilo churrigueresco, enriquecido con cartelas talladas con los atributos de la Pasión e iluminado por cuatro candelabros de cinco puntos de luz. El conjunto fue dorado en los Talleres de la Casa Falcet de Valverde del Camino.

En esta Estación de Penitencia abría el cortejo la nueva Cruz de Guía precedida por la Guardia Civil Montada y dos bocinas con terciopelo morado. Los nazarenos visten túnica y morrión morado, con el escudo de la Hermandad, cíngulo de color grana. Los hermanos que portaban alguna insignia, además llevaban capa de color grana. La procesión estaba presidida por el Hermano Mayor Honorario representado por el Gobernador Militar de la Plaza, acompañado del Párroco de San Pedro, el Hermano Mayor Efectivo y un representante de la Hermandad de San Francisco.

1922 trajo consigo otro gran acontecimiento para Pasión, ya que el 10 de agosto son aprobados los Estatutos de la Hermandad por el Vicario General de la Archidiócesis Hispalense, Ilmo. Sr. D. Jerónimo Armario, rigiendo la mismo el Excmo. y Rvdmo. Cardenal Almaraz. bajo el Pontificado de S.S el Papa Pío XI.

Mater Dolorosa 1926

En 1926, la revista Mater Dolorosa publica una información sobre la salida de la Hermandad. Se informa que la Estación de Penitencia comienza a las 9 de la noche, presenta como insignia representativa de la Corporación una nueva bandera en raso morado con cruz granate en el centro, siendo acompañada por una representación del Excelentísimo Ayuntamiento de Huelva y la Banda de Música Municipal.

 

La Imagen del Señor de Pasión es restaurada en el año 1930 por el artista sevillano Francisco Ruiz Rodríguez. Esta restauración consiste en la reparación del candelero que se encuentra muy deteriorado, existiendo el compromiso del restaurador de no tocar la cabeza ni las manos. Este mismo año aparece la Calle Madreana en el itinerario por el que la Cofradia realiza su Estación de Penitencia, esta calle quedará ligada para siempre a la Hermandad de Pasión.

LOS ACONTECIMIENTOS DE JULIO DE 1936

La Parroquia Mayor de San Pedro es asaltada y la Hermandad de Pasión pierde casi la

Cabeza del primitivo Señor de Pasión.

totalidad de sus enseres así como la Venerada Imagen del Señor de Pasión. El Cristo fue arrojado desde el porche de la Parroquia quedando totalmente destruida, salvándose solo la Cabeza del Señor. Según se ha transmitido oralmente hasta nuestros días, Fernando Hernández recogió del suelo la cabeza, envolviéndola en papeles para no levantar sospechas y llevándola con sus pies, a modo de pelota, hasta su domicilio en las cercanías de la Iglesia. En 1937, la Hermandad intenta realizar la Estación de Penitencia acoplando la Cabeza de Jesús de la Pasión a un cuerpo creado para tal efecto, pero este proyecto lo prohíbe expresamente el Arcipreste según escrito del 23 de marzo: “debido a los numerosos desperfectos que presenta la Imagen, manifestando que: lejos de servir para suscitar el sentimiento religioso, serviría para escarnio y burla de los que no creen y escándalo de los verdaderamente creyentes”

A pesar del duro revés que sufre la Corporación, sus miembros aunaron esfuerzos con un objetivo prioritario, que no era otro, que adquirir una nueva imagen del Señor camino del Calvario al que dar culto como Nuestro Padre Jesús de la Pasión. Objetivo que se consigue en la primavera de 1938.

LA REORGANIZACIÓN DE 1938

En breve continuaremos con la Historia de Nuestra Corporación…